carmen resino

CARMEN RESINO

dramaturga

facebook

Reparación

 

 

 

La justicia como poder independiente, es el más firme pilar de un sistema democrático. Por el contrario, una justicia vinculada al poder y dimanante de él, no será más que una forma de injusticia institucionalizada.

En Reparación, la justicia corrupta es la protagonista. En un viejo y destartalado salón de baile va a celebrarse un juicio. ¿Pero se trata verdaderamente de un juicio, de una ceremonia, o más bien de una pantomima? Y el salón de baile, ¿no se asemeja demasiado al escenario de un teatro? Nada es lo que parece, o lo es, por el contrario. Todo bascula entre la realidad y el deseo, la acusación y el remordimiento, la purga y la liberación. Dicho esto, ¿cómo definir Reparación? ¿Es farsa, comedia, drama, esperpento, teatro del absurdo…? En ninguno de estos géneros podríamos incluirla debidamente, aunque participa de todos ellos en curiosa mezcla, y en palabras de la autora, hasta un musical podría ser si se le diera esta función a su Coro.

Pero, en realidad, Reparación no es más que un juego; un tanto ácido, eso sí.

 

 

“Escribir teatro ha sido una constante en mi vida. Llevo en este oficio desde los años sesenta y tengo en mi haber más de cuarenta textos en los que he cultivado todos los géneros, desde el drama hasta la comedia pasando por algún musical.”

“Mi teatro es un teatro de la palabra, un teatro de texto. Creo que el texto, se represente o no, tiene valor por sí mismo: el texto queda, sobrevive y resucita en cada montaje, y también, contra la idea de muchos, el teatro es literatura, y si no no es nada; puro, circunstancial y destruible evento, lo cual va contra la misma esencia de lo artístico.”

“Creo en la función social del teatro. El teatro es escuela de costumbres, ojo crítico y conciencia colectiva. Si el teatro renuncia a este compromiso, hace flaco favor a la sociedad a la que va dirigido y a su propia esencia. Nada empobrece más la labor de un dramaturgo que la ceguera y el silencio ante los desmanes del poder o ante la evidencia de lo rechazable.”

“Creo también, en la pervivencia del teatro contra la opinión de algunos que pronostican su fin. El teatro es un arte demasiado antiguo; casi tan viejo como el hombre. Sufrirá crisis, ya he visto algunas, pero pase lo que pase y suceda lo que suceda, estoy segura de que siempre habrá gentes dispuestas a levantar el telón.” Carmen Resino

 

PRESENTACIÓN DEL LIBRO EN LA SGAE

 

 

 

© 2012 - Carmen Resino - resinoderon@yahoo.es